Un buen bar vermut en Les Corts (Barcelona) siempre se caracteriza por tener un buen vermut de grifo o embotellado. Esta bebida tiene su origen en Reus en torno a 1870. Otras fuentes sitúan su creación en Huelva. Lo que nadie duda es que fue en el último cuarto del siglo XIX cuando tan aromática bebida ha provocado que miles de personas apuesten por degustar esta bebida cuando toman el aperitivo.

¿Por qué? Porque su sabor algo amargo combina muy bien con ingredientes salados creando una explosión en el paladar digna de disfrutar. La tradición en Cataluña es servirlo en grifo como la cerveza para que el cliente pueda paladear cada detalle más fácilmente. Es idóneo para acompañar olivas, anchoas, embutidos, conservas diversas y todo tipo de bocadillos.

En un bar vermut en Les Corts (Barcelona) suele ser habitual pedir varias raciones con un buen vermut. Evidentemente, el ambiente del local, la grata compañía y una carta amplia y variada son otros detalles de vital importancia para conseguir convertir el rato del aperitivo en una experiencia gustativa más que aconsejable.

Imagina unos berberechos con salsa picante, unos mejillones, unas bravas o una tortilla de patatas acompañada de un vaso de vermut bien frío. Ante semejante situación, es complicado que no surja la conversación, la complicidad y la diversión.

Si quieres experimentar todo lo anterior en primera persona solo tienes que pasarte por El Sotanillo. Te sorprenderemos con nuestra oferta gastronómica y, como no podía ser menos, con un vermut de alta calidad que seleccionamos especialmente para ti. Ven con tus familiares o amigos, conoce nuestro local y siéntete como en tu propia casa. El ambiente es selecto, tranquilo y calmado. Te esperamos para que tu hora del aperitivo se convierta en un momento especial y único. Ven a vernos y disfruta del mejor vermut.